Ya han pasado 21 años y Venezuela cuenta con una institución que se dedica a formular políticas, estrategias y planes para que las investigaciones científicas y tecnológicas contribuyan, de forma eficiente y real, a satisfacer los requerimientos de la población y a dinamizar todo el sistema productivo nacional.
 
El comandante Hugo Chávez se comprometió con que el Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología fuera un ente capaz de dar respuesta a los procesos de transformación del planeta, a través del conocimiento desde la visión académica hasta los saberes del pueblo innovador que, actualmente, ha demostrado su fortaleza ante las adversidades y el incesante bloqueo imperial.
 
Fue en el año 1999 que se creó el Ministerio para Ciencia y Tecnología, y, desde ese momento, se ha trabajado arduamente para construir una ciencia-otra, comprometida con la vida, la patria y el futuro de la nación bolivariana.
 
Logros de la ciencia
 
A pesar de los constantes y criminales ataques imperiales, el bloqueo financiero y la pandemia causada por la COVID-19, el pueblo creador de Venezuela ha innovado fórmulas para construir conocimientos y tecnologías al servicio del bienestar y la felicidad del país.
 
A la fecha, más de 16 mil hacedores de la ciencia han registrado sus ideas y proyectos, en el Plan Nacional de Innovación Tecnológica, con el compromiso de sacar adelante un país, afectado por la falta de repuestos, reactivos, medicinas, alimentos, cuya adquisición ha sido imposible por la persecución incesante del Gobierno de EE. UU. contra el pueblo venezolano.
 
La Alianza Científico-Campesina, uno de los proyectos más importantes del Ministerio para Ciencia y Tecnología, ha permitido a las familias campesinas venezolanas rescatar y multiplicar semillas soberanas de papa, ajo, fresa, maíz, caraota, frijol y hortalizas en 13 estados del país.
 
Hoy, en Venezuela, 166 productores campesinos llevan semillas campesinas de maíz a centros de investigación académica para su certificación y multiplicación, en el camino del acuerdo estratégico establecido con la FAO, en marzo de 2020, para incrementar el sustento del pueblo, mediante el escalamiento de la producción nacional de semillas de cereales, hortalizas y leguminosas.
 
Activos en pandemia
 
La COVID-19, enfermedad altamente contagiosa y mortal, ha puesto al mundo entero a buscar soluciones para controlar su propagación y conseguir un tratamiento médico efectivo. Venezuela no se ha quedado atrás, el Ministerio para Ciencia y Tecnología estableció una alianza soberana y productiva con la República Islámica de Irán en materia de nanotecnología y tecnología aeroespacial, en aras de fortalecer la investigación científica y la realización de espacios de formación conjuntos.
 
En este sentido, el Consejo Presidencial de Ciencia y Tecnología dio grandes pasos en su misión de fortalecer las capacidades productivas del país. El trabajo del Consejo se enfocó en áreas primordiales, como alimentación, agua, energía, petróleo y petroquímica, transporte, salud y telecomunicaciones. De este trabajo, el combate a la COVID-19 fue crucial.
 
En lo que va de 2020, Venezuela ha financiado 111 millardos de bolívares para el desarrollo de investigaciones e innovaciones científicas en la lucha contra la COVID-19.
 
Estos fondos se han invertido para el refuerzo y la preparación de las respuestas social y sanitaria de Venezuela contra el nuevo coronavirus. El 78 % de la inversión corresponde a proyectos de métodos diagnóstico y prevención de la enfermedad.

Enlaces