De acuerdo con Saúl Flores, jefe del Laboratorio de Ecología de Suelos, Ambiente y Agricultura del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), el punto de partida de este proyecto es el mapa mirandino con el que se tomaron muestras de hojas, flores y frutos de cacao, en fincas de Barlovento.

“La idea es que nuestro cacao siga siendo el mejor del mundo, libre de cadmio, un metal pesado perjudicial para la salud. Queremos incorporar la ciencia y tecnología para el desarrollo de uno de nuestros símbolos. Este trabajo lo realiza un grupo multidisciplinario del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA), de la Agencia Bolivariana para Actividades Espaciales (ABAE), del IVIC y de la Universidad Argelia Laya, con apoyo de productores locales”, expresó.

 

Enfatizó el investigador del IVIC que, en las plantaciones, se aplicó un producto, hecho en Venezuela, a base de cápsulas de moringa y microorganismos, para neutralizar el cadmio en el suelo, y evitar que las plantas absorban el metal. Realizamos pruebas en laboratorio y los resultados son muy prometedores”, manifestó Flores.

El científico subrayó que, próximamente, estiman hacer el levantamiento de los niveles de cadmio en otras zonas cacaoteras al sur del lago de Maracaibo y en el oriente del país. En ese sentido, añadió que "el conocimiento es la mejor brújula para fortalecer la producción nacional, especialmente de un producto insignia como el cacao".

 

Enlaces