Este domingo, la ministra del Poder Popular para Ciencia y Tecnología, Gabriela Jiménez-Ramírez, acompañó la inauguración de la primera Fábrica de Controladores Biológicos en Timotes, municipio Miranda, del estado Mérida.

La ministra Jiménez-Ramírez informó que este laboratorio cuenta con la participación de más de 12 consejos comunales de la región andina, y con el aval de la experiencia campesina de la Organización de Productores y Trabajadores Agroecológicos (OPTA).

“El laboratorio de bioinsumos inaugurado en Timotes tiene un saldo importante que, insistimos, va para la salud y la alimentación del pueblo, para fortalecer nuestra capacidad productiva y nuestra responsabilidad con la Tierra, tal como lo establece el Plan de la Patria”, manifestó.

Declaró que este laboratorio tiene una capacidad de producción de más de 3 mil dosis mensuales de «Trichoderma» y «Bacillus», hongos usados para el control de patógenos en los cultivos. La fábrica, además, tiene potencial para producir más de 15 variedades de semillas hortícolas, de tubérculos y de trigo.

“Este laboratorio de bioinsumos agrícolas es fruto de la organización campesina, y su alianza con la ciencia venezolana, para producir alimentos de manera sana, independiente y soberana, sin dañar la Tierra. Estamos trabajando por una agricultura descolonizada”, comentó.

La titular de la Cartera Científica aprovechó la ocasión para felicitar a la Organización de Productores y Trabajadores Agroecológicos (OPTA), por activar sistemas productivos de alimentos, semillas y bioinsumos, con el objetivo de fortalecer el proceso de liberación y soberanía nacional.

 

 

Prensa Mincyt/Karina Depablos

Enlaces