Realizado XLVIII acto de graduación del Ivic


Publicado el 22 de Febrero de 2016 por emelean

Egresaron del Instituto 30 profesionales venezolanos en diversas áreas del conocimiento, distribuidos en siete Doctores en Ciencias y 23 Magísteres Scientiarum en Bioquímica, Ecología, Física, Química, Microbiología, Física Médica, Biología de la Reproducción Humana, Inmunología, Matemáticas y Estudios Sociales de la Ciencia

La generación de conocimiento científico de calidad es una aliada para enfrentar situaciones de crisis, pues proporciona soluciones oportunas para atender los problemas que aquejan a la sociedad. Así lo expresó el director del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic), Eloy Sira, durante el cuadragésimo octavo acto de graduación de posgrado del Instituto.

“Para atender las adversidades necesitamos de talento humano capacitado, porque es en estos momentos cuando se requieren las mayores destrezas y habilidades. Las crisis nos permiten renovarnos pero también nos exigen pensar en nuestro país”, destacó Sira. En este sentido, exhortó a las y los profesionales graduados a orientar el conocimiento científico al desarrollo de productos asociados al bienestar social.

En su discurso, el director del Ivic aseguró que muchos de los productos elaborados por el Instituto se encuentran esperando mecanismos conductores para ser trasladados directamente del laboratorio a la sociedad.

Del acto egresaron siete Doctores en Ciencias y 23 Magísteres Scientiarum en Bioquímica, Ecología, Física, Química, Microbiología, Física Médica, Biología de la Reproducción Humana, Inmunología, Matemáticas y Estudios Sociales de la Ciencia. De los 30 científicos graduados en la ceremonia, 18 son mujeres y dos son hombres.

La ceremonia estuvo presidida por las autoridades del Ivic, encabezadas Sira Galindez; subdirector, Alexander Briceño; decana del Centro de Estudios Avanzados (CEA), Aileen Lozsan y vicedecano del CEA, Davil Coll. De igual manera, asistió el miembro del Consejo Directivo en representación del Ministerio del Poder Popular para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, José Vicente Montoya.

En esta oportunidad, el orador de orden fue el investigador titular emérito del Centro de Química del Ivic, Ajoy Kumar Banerjee, nacido en Hazaribagh, India, con Maestría en Química del Science College en Patna (1960) y Doctorado en la Universidad de Calcuta (1965).

Banerjee coincidió en apostar a la investigación científica como un camino seguro para el desarrollo y la superación de las dificultades. “La ciencia no genera resultados a corto plazo, pero es una vía para el progreso. Hay que esperar para cosechar los mejores frutos, pues el apuro solo garantiza el fracaso”, precisó el investigador.

Resaltó que para lograr que la ciencia sea capaz de dar respuesta a los problemas de los países es fundamental invertir recursos económicos y formar a talento humano competente. Los científicos, además de contar con los requerimientos académicos, deben demostrar sus capacidades continuamente con su labor ética y profesional.

“Trabajen con mística, ética, humildad y amor. Enfrenten la vida con coraje, piensen en el compromiso que tienen con su país y no se desalienten frente a las adversidades”, recomendó Banerjee.

A lo largo de casi medio siglo de permanencia en el Ivic, este investigador ha dedicado su carrera científica a la síntesis de productos naturales. Ha estudiado derivados terpénicos y diterpénicos con diferentes tipos de actividad biológica (analgésicos, antiinflamatorios y anticancerígenos) y métodos de síntesis de tetralonas, intermediarios de gran interés en la síntesis de algunas familias de compuestos bioactivos.

Formación al servicio

La obtención del título de estudios de cuarto nivel es solo el comienzo de la carrera científica, según afirmó la decana del CEA, Aileen Lozsan. Durante la ceremonia, también aconsejó a las y los graduandos dedicar sus mayores esfuerzos en trascender el trabajo del laboratorio para asumir la responsabilidad de servir al país.

“Ustedes son parte del presente y del futuro de la ciencia venezolana y en este trabajo deben poner en práctica la vocación por la excelencia”, indicó.

Desde 1971, el Ivic, a través del Centro de Estudios Avanzados, ha formado a 1.337 especialistas en diversas áreas de la ciencia que contribuyen con el desarrollo científico y tecnológico del país. De este total, 970 han sido graduados en la categoría de Magíster Scientiarum y 367 en la modalidad de Doctor en Ciencias.

Las personas naturales, venezolanas o extranjeras, que posean título universitario de Licenciatura, Maestría o su equivalente, pueden optar por estudios en el CEA, siempre y cuando estén interesadas en participar en el proceso de admisión y dispuestas a estudiar a tiempo completo.

Trabajo multidisciplinario en búsqueda de mejores resultados

Emprender proyectos multidisciplinarios de investigación es un reto para el científico actual. “Debemos estar dispuestos a investigador no solo como individuos, sino como equipo de diversos profesionales, pues solo así podremos entregar respuestas más integrales y ajustadas a la realidad”, aseveró el Magíster Scientiarum mención Estudios Sociales de la Ciencia, Enrique Cubero, encargado de dirigir el discurso por parte de los estudiantes.

Cubero manifestó su satisfacción por haber cursado estudios de cuarto nivel en una sociedad tan esperanzada por obtener respuestas y mejor calidad de vida. “Entramos al Ivic para aprender y ahora salimos de él para servir”, sentenció.

En este acto académico, el premio “Paola Carpi de Medina”, que reconoce la trayectoria académica y la producción científica de los estudiantes de posgrado del Ivic durante el transcurso de su carrera, recayó en la Magíster Scientiarum mención Ecología, Joany Mariño Coronado.

La claridad y precisión sobre el objeto de estudio, el manejo de códigos matemáticos complejos y el haber cumplido las metas propuestas antes del tiempo previsto formaron parte de los atributos que la hicieron merecedora del galardón.

El reconocimiento también destaca valores personales como la voluntad, la perseverancia, la creatividad y la honestidad de quienes lo reciban. El premio comenzó a ser otorgado desde 1989, luego de que el Consejo Directivo del Instituto creara este galardón especial en su sesión número 681. Prensa Mppeuct/ Ivic/ Mariel Cabrujas M.